¿Se puede emprender en Geografía?

¿Se puede emprender en Geografía?

Uno de los principales problemas con los que se encuentran los geógrafos es que la sociedad desconoce cuáles son  sus desempeños, más allá de la docencia o de memorizar nombres de ríos y países y ubicarlos en un mapa.  A pesar de su amplio recorrido como disciplina y a su capacidad de adaptación a las necesidades de cada momento histórico, en los últimos años, no ha sabido encontrar su hueco o más bien no ha sabido transmitir a la sociedad, las empresas y las Administraciones qué papel puede jugar dentro de un mundo tan complejo como en el que vivimos.

tierra-1Fruto de estas circunstancias, los geógrafos se han dado de lleno con un mercado laboral reacio, en el quecompiten en desventaja con otros profesionales cuyas funciones están más claras. No tienen por qué ser el mejor perfil, pero, al menos, el contratador, es capaz de identificar claramente qué sabe y qué campos controla. Todos sabemos con qué relacionar a un Licenciado o Graduado en Derecho, pero ¿Y a un Licenciado o Graduado en Geografía? De entrada, los geógrafos, llegado el caso de que sean preseleccionados  para una entrevista, tienen que empezar su discurso explicando a qué se dedica la Geografía. Es por ello, por lo que es muy raro que en los portales de empleo o en la convocatorias públicas nos encontremos ofertas destinadas a Licenciados  o Graduados en  Geografía; en la mayoría de los casos quedan excluidos y no se cuenta con ellos, a pesar de que su perfil sea el más adecuado para ese puesto de trabajo.

Curiosamente, los conocimientos que poseen los geógrafos y, sobre todo, sus habilidades y capacidades les posicionan como grandes profesionales, desarrollando importantes labores en campos tan de actualidad como el medio ambiente, el urbanismo, la cartografía y los sistemas de información geográfica (SIG), el desarrollo local, económico y empresarial, el marketing  o la gestión de los servicios públicos, entre otras. Todos ellos son ámbitos muy demandados por la sociedad y el tejido empresarial  y administrativo español. Por tanto, éstos, son conocedores de sus necesidades y problemas y, por consiguiente, buscan soluciones que los geógrafos controlan perfectamente y les pueden ofertar.

Emprender en geografía es posible, e incluso puede resultar más fácil autoemplearse como geógrafo que ser contratado por cuenta ajena, ya que serán los servicios que prestemos  nuestra carta de presentación  y  no nuestra titulación. Independientemente, de que se ha de seguir trabajando en la difusión de  las bondades de la Geografía y su papel dentro de las relaciones humanas y medio ambientales, si se quiere trabajar dentro de su atmósfera y en vistas al modelo socioeconómico actual y al mercado de trabajo, el autoempleo se presenta como una  alternativa más para la integración laboral de los geógrafos.

Posiblemente, ésta opción sea vista con ciertas reticencias por muchos, pero cada vez son más los que se inclinan por este camino. Si la situación laboral de los geógrafos siempre ha sido comprometida, ahora más.

Un claro ejemplo de geógrafo emprendedor lo encontramos en Francesc  Alemany, quien hace 15 años, crease, junto a otro socio, ATC una empresa de asesoría y consultoría de servicios territoriales, principalmente orientada a satisfacer las demandas de la Administración Pública catalana. Actualmente, ATC tiene sedes en Barcelona y Gerona y cuenta con 20 empleados, de los cuales el 80% son geógrafos.

 “Al principio, cuando trabajábamos en temas de planeamiento urbanístico, teníamos que luchar con los arquitectos, que nos hacían pasar hasta vergüenza, porque subestimaban nuestras capacidades. Con el tiempo, han acabado reconociendo nuestra valía y las parcelas en la que somos más útiles y válidos. Los geógrafos somos capaces de entendernos con diversos especialistas, porque tenemos conocimientos en diferentes materias y, por tanto, contamos con la suficiente capacidad para coordinar y liderar proyectos. Pero para que esto sea así tenemos que ganarnos su respeto y, una vez que lo tenemos, hemos de hacer bien nuestro trabajo”.

Francesc AlemanyPara los geógrafos, gracias al emprendimiento,   las oportunidades emergen  y los trabajos se materializan, como en el resto de profesiones, en múltiples  ocupaciones que pueden ir desde el diseño de campañas de marketing a la optimización de rutas de transporte. El caso de Francesc Alemany es un  ejemplo muy ilustrativo de lo que los geógrafos hacen. Hay muchos profesionales como él,  a lo largo y ancho de nuestra geografía, pero su firme convicción, respeto y defensa por esta disciplina, le convierten en todo un referente para geógrafos, emprendedores y, muy especialmente, para aquellos universitarios, principalmente los que se decantan por carreras minoritarias y con frágil reconocimiento social, que una vez obtienen su anhelado título, han de retomar el rumbo de sus vidas e iniciar un nuevo bagaje de destino incierto.

Si quieres conocer más de la iniciativa de Francesc Alemany en el “Libro de Ruta del emprendedor” te lo contamos.

¿Se puede emprender en Geografía? La respuesta es contundente: Sí.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.